IMG 0111

Queridos amigos de Alameda desde el dolor y el amor tenemos que informaros de que Eric Rolf, nuestro maestro, partió ayer 20 de Agosto en su último viaje.

Es imposible expresar con palabras, ya sean pocas o muchas, lo que Eric ha supuesto en la vida de cada uno de nosotros. Es imposible, si no lo conocisteis, haceros llegar su cariño, su calor, su interés por cada una de las personas que se acercaban a él. Haceros ver su sonrisa, su mirada.

Se ha marchado, pero mucho de él queda con nosotros y no morirá nunca.

Su mensaje está presente en sus libros, en sus escritos, en su web, y, lo que es más importante, en nuestro interior.

El creó el paradigma del Camino del Sabor, en el que se incluye la Medicina del Alma, y nos invitó a caminar por él para vivir “de cara al viento”, alineados con la vida, hasta conseguir el éxito, al que llegaremos todos, el propósito de vida por el que decidimos venir a este mundo.

Una de las frases favoritas de Eric era que el Universo estaba increíblemente bien organizado, que nada ocurría por casualidad y que todo lo que nos ocurre en la vida nos apoya de una forma u otra. Dentro de estas premisas nos gustaría encuadrar su tránsito. Su camino había terminado y nosotros ya estábamos preparados para volar solos, como la gran familia de Águilas que somos.

Gracias por todo Eric, te amamos y te amaremos siempre.

Gracias por todo lo que nos has dado, por todo lo que nos has enseñado, por hacernos ver eso tan sencillo y difícil, a un tiempo, de que a este mundo hemos venido, tan solo, a Escuchar, Sentir y Dar.

Eric, no te olvidamos. Hasta siempre. 

 eric agua

 

 

Regalo de despedida de Eric Rolf:


Hola Amigos.

Hoy, solo quiero darte un regalo. 

El Gran Secreto Perdido de La Felicidad

Primero, 5 puntos que son ciertos y que quizás, ya sabes, pero vale la pena recordarlos: 

La búsqueda más universal es la de “La Felicidad”.  También  la felicidad es la búsqueda mas frustrante.   

La Felicidad es algo sencillo… Solo se conoce viviéndola.  Todos hemos tenido momentos cuando reconocemos: “En este momento soy feliz”.  La gran mayoría de las personas, por no decir todos, y tú entre ellos están buscando la felicidad.

¿Estás buscando la felicidad?  ¡Olvídalo! 

Nadie consigue la felicidad buscándola, ni en algo material, ni en algún evento o resultado, ni en alguna otra persona.  La Felicidad, simplemente, no se encuentra. 

¡La Felicidad ES el punto de partida! 

Repito:  ¡La Felicidad ES el punto de partida! 

Es desde la felicidad que uno es capaz de imaginar proyectos que realmente te inspiran, te enamoran y que aportan valor a los demás en muchos sentidos. 

Seguir leyendo >>

 

Espacio para compartir

Los espejos

En el contexto del paradigma de la Medicina del Alma sabemos que la Vida nos habla de diversas maneras: a través de metáforas, a través del cuerpo, y a través del “otro”.

 

espejosNos olvidamos con excesiva frecuencia del hecho de que “todos somos uno”, que lo que decimos al otro nos lo decimos a nosotros mismos y que, además, lo que escuchamos decir a los demás debemos mirar de aplicarlo también en nuestras vidas, en nuestro día a día. Nos olvidamos, también, de que es el enfermo el que viene a curar al médico, de que nos hace un regalo cuando acude a nosotros y que debemos fijarnos en ese aspecto de nuestras vidas que nos está llamando la atención a través del síntoma que aporta. Y nos olvidamos, también, dentro de una lista que podría ser mucho más larga, de que el “otro” nos hace de espejo, nos muestra la imagen de nosotros mismos que habitualmente no vemos, a la que no hacemos caso.

Si “todos somos uno”, el otro eres tú, y al mirarlo, al vernos en él, vamos a apreciar los detalles que más nos llaman la atención en nuestra vida, en los que más tenemos que fijarnos. En ese sentido podemos aprender mucho de aquellas personas que “nos caen peor”, que tienen más cosas que no nos gustan pues nos van a reflejar más cosas a corregir en nosotros, y, al igual que no vamos a mejorar nuestra imagen, a limpiar nuestras manchas, haciendo responsable al espejo de la imagen que vemos reflejada, tampoco podemos culpar a los demás por la imagen que nos devuelven de nosotros mismos.

Tenemos que recordar también, finalmente, que cuando juzgamos y, con frecuencia, condenamos, a los demás, lo estamos haciendo sobre nosotros mismos y que, cuanto más duros somos, más arraigado está probablemente en nosotros lo que estamos criticando. Al igual que hemos comentado que es el paciente el que viene a curar al médico será el acusado el que dé su veredicto y su “condena” al juez. Por ello debemos estar siempre agradecidos a los demás, y a la Vida, por los regalos que constantemente nos hace a través de ellos.

Envíanos tu experiencia

Envíanos tu consulta o sugerencia:

Joomla Forms makes it right. Balbooa.com

Suscríbete al Boletín