IMG 0111

Queridos amigos de Alameda desde el dolor y el amor tenemos que informaros de que Eric Rolf, nuestro maestro, partió el 20 de Agosto en su último viaje.

Seguir leyendo >>

Regalo de despedida de Eric Rolf:

Seguir leyendo >>

 

Espacio para compartir

Escuchar, Sentir, Dar

Muchas veces creemos que la vida es complicada y difícil; que es muy corta y que justo cuando empezamos a saber un poco de lo que va nos toca el momento de abandonarla. Nos gustaría poder nacer con un "libro de instrucciones" bajo el brazo que nos ayudara a entenderla.

 

Desde el paradigma del "Camino del Sabor" Eric Rolf nos da las pistas para vivir de una forma consciente y plena. Por una parte nos dice que el Universo está increíblemente bien organizado y que nos es amistoso, que va a hacer todo lo posible por ayudarnos. Con ello ya sabemos el tipo de entorno en el que nos va a tocar desarrollarnos y enfocar nuestra vida. Por otra parte nos explica para qué hemos venido aquí y, en contra de lo que podría parecer, es para realizar unas tareas muy simples, muy sencillas: Escuchar, sentir y dar.

Escuchar ¿qué? Podríamos preguntarnos. Una vez más la respuesta es sencilla, lo que la vida nos dice en cada momento de múltiples maneras: a través de metáforas, mediante las personas que tenemos delante que nos hacen de espejo, a través de esas "casualidades que nos ocurren cada día... y atendiendo a la voz que habla desde nuestro interior, a la intuición, a la inspiración. Tenemos que escuchar siempre desde el silencio, acallando los ruidos que nos llenan la cabeza, de ahí la importancia capital que tiene la meditación y la respiración consciente.

Pasemos a la segunda tarea, sentir. Nos han educado en la idea de que somos animales pensantes, que eso es lo que nos diferencia de los animales, y nos han llenado la cabeza con conceptos como objetividad, razón, ciencia, mesura... Es decir que debiéramos ser igual que máquinas, que ordenadores, actuando de la manera más eficiente y racional posible. Frente a todo esto nosotros, desde la Medicina del Alma, creemos que todo eso no es lo importante, que lo realmente relevante, lo que nos hace únicos y realmente necesarios es nuestra capacidad de sentir, de emocionarnos, de empatizar con los demás, con la Vida y con nosotros mismos. No nos define el hecho de ser "pensantes", sino el se ser "sintientes".

Por último Eric nos dice que hemos venido a dar y a darnos, a devolver a la Vida todo lo que cada día nos da, a no ser egoístas ni tacaños espirituales, tenemos de todo y  de sobra, por eso tenemos que ir por la vida con una mentalidad de ricos, y nos daremos cuenta que, en contra de lo que a veces nos han enseñado a pensar, cuanto más damos más tenemos. Tenemos que aprender a dar de forma consciente en nuestras actividad diarias, a través de nuestro trabajo, de nuestra relación con los demás, de nuestra actividad creativa a múltiples niveles y a través de "dar" gracias constantemente por todo aquello que nos ocurre y por todos aquellos dones que la Vida nos da, constantemente, a manos llenas.

Envíanos tu experiencia

Envíanos tu consulta o sugerencia:

Joomla Forms makes it right. Balbooa.com

Suscríbete al Boletín